ENVÍOS A TODO MÉXICO | ENVÍO GRATIS EN COMPRAS A PARTIR DE $1800

Tócate, Autoexplórate by: Alondra Arias

Hoy 19 de octubre se celebra en el mundo el Día Internacional del Cáncer de Mama, es una fecha que busca sensibilizar y concienciar a las mujeres de todo el mundo, sobre la importancia de realizarse un examen de mamas regularmente, con la finalidad de detectar cualquier signo o anomalía en los senos de la mujer.

Entrevistamos a la experta en este tema, ALONDRA ARIAS, es fisioterapeuta con enfoque oncológico, egresada de la Universidad Autónoma del Estado de México, con el diplomado en Manejo de Linfedema Salvati, avalado por la Universidad Anáhuac y nos cuenta un poco de lo qué es el cáncer de mama.

 

¿Qué es el cáncer de mama?

El cáncer mamario es la proliferación acelerada, desordenada y no controlada de células con genes mutados, los cuales actúan normalmente suprimiendo o estimulando la continuidad del ciclo celular perteneciente a distintos tejidos de una glándula mamaria.

Y se puede clasificar de la siguiente forma histológicamente:

  • Carcinoma in situ: los define el hecho de que las células tumorales no sobrepasan la membrana basal, (no invaden el  tejido adyacente).
  • Carcinomas infiltrantes: son los más frecuentes. En estos subtipos, las células tumorales invaden el tejido circundante y pueden metastatizar
  • Carcinoma invasivo: es aquel que invade más allá de la membrana basal y se introduce en el tejido mamario, desde donde puede llegar a invadir los vasos sanguíneos, ganglios linfáticos regionales y a distancia.

Porcentaje  del cáncer de mama en México:

El cáncer de mama es la primera causa de muerte por tumores en las mujeres mexicanas, con un promedio de 10 decesos al día. En los últimos 10 o 20 años en México los fallecimientos por esta enfermedad han aumentado, mientras que en Europa y Estados Unidos han disminuido considerablemente, según el  Instituto de Investigaciones Biomédicas (IIBm). La incidencia aumenta hasta la menopausia o en etapas de alteración hormonal, luego el porcentaje de incremento disminuye, mostrando el papel principal de la actividad ovárica en la presencia del cáncer

Aunque la incidencia de este padecimiento en nuestra nación es igual a la de EUA,  la mortalidad entre las mexicanas es del doble, porque allá 80 % de las pacientes se diagnostica en la primera etapa de desarrollo del tumor, y aquí, el mismo porcentaje se diagnostica en las etapas 3 o 4, cuando ya los tratamientos son limitados.

Además, en nuestro territorio se presenta de forma temprana: cuando en el ámbito global ocurre hacia los 60 años, en México sucede antes de los 50, y la razón podría ser la obesidad y la vida sedentaria.

 

¿Cada cuánto se debe autoexplorar?

Lo recomendable es realizar una autoexploración mensual, respetando siempre las siguientes condiciones:

  • Mujeres que presentan menstruación: Un día después de que terminó la menstruación  realizar autoexploración.
  • Mujeres que atraviesan por la menopausia o  ya no presentan menstruación: Fijar un día en el mes para realizar la autoexploración, es decir, si yo me autoexploro el 15 de Octubre, tengo que realizarlo el 15 de Noviembre, 15 de Diciembre y así sucesivamente.

AUTOEXPLORACIÓN EN 5 PASOS (BREAST CANCER ORG):

Habrá que seguir los siguientes pasos para obtener una exploración completa y de forma rápida

Paso 1: Párate frente a un espejo con los hombros rectos y los brazos junto a la cadera, observa tus senos. Esto es lo que debes encontrar:

  • mamas de tamaño, forma y color normales
  • mamas bien formadas, que no presentan deformaciones ni inflamaciones visibles

Si notas alguna de las siguientes alteraciones, acude a tu médico:

  • Formación de hoyuelos, arrugas o bultos en la piel
  • Cambio de posición de un pezón o pezón invertido (está metido hacia adentro en lugar de sobresalir)
  • Enrojecimiento, dolor, sarpullido o inflamación

Paso 2: ahora, levanta los brazos y fíjate si ves las mismas alteraciones.

Paso 3: cuando estés frente al espejo, fíjate si te sale líquido de uno o ambos pezones (puede ser transparente, lechoso o amarillento, o sangre).

Paso 4: luego, acuéstate y pálpate los senos con las manos invertidas, es decir, la mama izquierda con la mano derecha y viceversa. Procura utilizar un tacto firme y pausado con las yemas de los dedos, manteniendo los dedos rectos y juntos. El movimiento debe ser circular, del tamaño de una moneda aproximadamente. Controla la mama completa de arriba a abajo y de lado a lado: desde la clavícula hasta la parte superior del abdomen, y desde la axila hasta el escote. Sigue algún tipo de patrón para asegurarte de cubrir la mama entera. Puedes empezar con el pezón y avanzar en círculos cada vez mayores hasta llegar al borde exterior de la mama. También puedes mover los dedos verticalmente, hacia arriba y hacia abajo, como si estuvieras cortando el césped. Este movimiento ascendente y descendente suele ser el más utilizado por las mujeres. Asegúrate de palpar todo el tejido mamario, tanto en la parte delantera como en la parte trasera: para palpar la piel y el tejido superficiales, ejerce una leve presión; para llegar al tejido ubicado en la parte media de las mamas, una presión moderada, y para el tejido profundo, una presión firme. Al llegar al tejido profundo, tienes que poder sentir la caja torácica.

Paso 5: finalmente, pálpate las mamas estando de pie o sentada. Muchas mujeres dicen que la mejor forma de palparse las mamas es cuando la piel se encuentra mojada y resbaladiza, de modo que prefieren realizar este paso en la ducha. Controla la mama completa con los mismos movimientos que se describen en el paso 4.

 

Señales de alerta:

Si se detecta aunque sea sólo uno de los siguientes factores, debes de acudir a una revisión inmediata:

  • Pezón Invertido
  • Piel de Naranja en el seno
  • Salida de líquido amarillo , blanco, sangre, o leche (sin necesidad de que se encuentre lactando)
  • Erupciones en el seno
  • Zonas de piel dura. rojiza o amoratada
  • Asimetría notoria en Mamas
  • Bolitas en cualquier zona del seno, axila, clavícula. ¡Ojo! Las bolitas pueden doler o no

¿Se puede prevenir?

Existen pruebas de detección (autoexploración, Mastografía, ultrasonido de Tejidos Blandos,  biopsia) las cuales si se realizan a tiempo, pueden hacer que se diagnostique de forma temprana y que el tratamiento sea menos agresivo, entre más tarde se detecte, más agresivo o fulminante va a ser el tratamiento, y el pronóstico va a ser menos favorecedor. Por  lo tanto es imprescindible fomentar el diagnóstico temprano de esta enfermedad.

No obstante, se debe tener en cuenta que hay factores que nos predisponen a padecer Cáncer (no sólo de mama), como cuestiones hereditarias, obesidad, desordenes hormonales, exposición a la radiación, etc. Así como padecimientos en los senos que nos hacen que seamos propensas a tener Cáncer de Mama  (fibrosis quística, mastitis, obstrucción de conductos galactóforos, etc…) las cuales sí se pueden tratar, logrando disminuir el riesgo de padecer cáncer.

 

¿Hay edad para el cáncer de mama?

Mundialmente se estipula que el cáncer de mama afecta en su mayoría a las mujeres que ya atravesaron por la menopausia, esto es una regularidad en países como Inglaterra, España, etc. Sin embargo en México la situación cambia, pues diversos estudios indican que esta enfermedad está atacando a personas jóvenes, desde los 23 años en adelante, mostrando como factor en común la obesidad que la población atraviesa y los desórdenes hormonales (recordemos que México ocupa los primeros lugares en Obesidad). Entonces podemos decir que no hay una sola edad para presentar el Cáncer de Mama, sino factores que predisponen a que en cualquier etapa de la vida padezcamos esta enfermedad.

 

Cáncer de mama y la lactancia, ¿hay beneficios o desventajas?

Reduce el cáncer de mama en un 28% y de ovario en un 21%. La lactancia materna por períodos de tiempo superiores a seis meses, no sólo proporciona a los niños numerosos beneficios para su salud, sino que también puede proteger a la madre de enfermedades graves, como lo es el cáncer de mama.

Es evidente que el proceso de lactancia influye positivamente en la diferenciación del epitelio mamario, y en la reducción de los niveles de ciertas hormonas, como los estrógenos, cuyos efectos se relacionan con el cáncer de mama. Lamentablemente, el número de mujeres que optan por la alimentación con biberón es cada vez mayor, circunstancia que contribuye en gran medida a la paulatina desaparición de la lactancia materna.

La incidencia del cáncer de mama en el embarazo es de 1 caso en 3000 embarazos. Se detecta frecuentemente durante la lactancia, porque es la época en la que las mujeres prestan más atención a sus senos. Aunque el cáncer de mama durante la lactancia está asociado normalmente a un peor pronóstico debido a un retraso en el diagnóstico y agresividad del tumor.

Mitos: “es una mamá demasiado joven para tener cáncer de mama, se debe esperar a que regrese el ciclo menstrual, no se puede Hacer exámenes de diagnóstico en el seno porque es denso y le hace daño al niño"

 

¿En qué ayuda ir con fisioterapeuta?

Después de la detección de cáncer de mama, se debe acudir al fisioterapeuta para acondicionar al paciente físicamente para hacerle frente al tratamiento, ya sea quirúrgico, quimioterapia o radiación.

Además de la prevención, y tratamiento del linfedema, o secuelas de la cirugía de resolución, para que las pacientes se puedan reincorporar a sus actividades cotidianas, y evitar limitaciones en su vida diaria.

Entre las secuelas más frecuentes encontramos el síndrome de la mama fantasma, disminución del movimiento en miembros superiores, adherencia de la cicatriz, linfedema, pérdida de sensibilidad y fuerza.

Es por eso que un fisioterapeuta debe de acompañar a las pacientes durante el tratamiento oncológico.

 

Y algo importante: “La autoexploración ayuda a detectar el Cáncer de manera temprana, pero no hay nada que pueda sustituir a la mamografía, y un número importante de mujeres no se la realiza porque es dolorosa. Lo recomendable es hacer ese estudio, así como mantener un estilo de vida saludable, disminuir el riesgo de sobrepeso y obesidad, incrementar la actividad física y eliminar el consumo de tabaco y alcohol, porque son elementos de riesgo. Además hay que recordar que el cáncer de mama en lactancia se detecta igual que en una mujer no lactante.” – Alondra Arias.

 

 

 

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados