ENVÍOS A TODO MÉXICO | ENVÍO GRATIS EN COMPRAS A PARTIR DE $1800

La lactancia y la programación metabólica


La lactancia puede ser una pieza clave para el desarrollo de tu hijo, y el cómo la lleves a cabo también cambiará varias cosas… ¿Sabías que su alimentación de bebé podría determinar su futuro?


El hecho de que la lactancia materna sea un factor protector contra algunas enfermedades del metabolismo se debe a que esta leche tiene un papel importante en la programación metabólica del organismo. La leche materna contiene sustancias biológicamente activas de naturaleza lipídica, glucídica y proteica, las cuales modulan el metabolismo. 


Aún cuando la lactancia como fuente de alimentación exclusiva en bebés disminuye el riesgo de padecer diabetes, hipertensión, obesidad, enfermedades cardiovasculares y síndrome metabólico, el por qué y el cómo sucede esto es aún incierto. Pero... Son claras las sugerencias en la modificación del funcionamiento del cuerpo y de los muchos beneficios cuando la lactancia se prolonga por más de seis meses de manera exclusiva. Al igual que mantener la lactancia materna durante la alimentación complementaria, pues ayuda a que tu hijo no padezca obesidad o sobrepeso en el futuro.

.

.

Influyen varios factores, como por ejemplo la manera en la que tú, como mamá, te alimentas en la lactancia. En realidad no existe una dieta estricta para una mujer que está lactando. 

La dieta o alimentación sana para una madre lactante es igual que para todo el mundo: Cereales, legumbres, frutas y verduras, carne y pescado de vez en cuando. Y claro, sin abusar de azúcar y dulces, refrescos azucarados, grasas…

Otro factor son los tiempos y la creencia de que la lactancia no debe ser por horarios fijos, sino por demanda. Los horarios rígidos están lejos de ser una medida que favorezca la correcta alimentación de nuestros hijos. Si dejamos a los niños decidir cuándo y cuánto comer es más probable que obtengan lo que necesitan y desarrollen su propia intuición. Si nosotras interferimos en este proceso, impedimos que desarrollen su propia intuición y podemos provocar el efecto contrario: que coman más de lo que necesitan. 

 

Otros factores además de la lactancia materna, que pueden influir en los hábitos alimenticios futuros y en la salud de nuestros hijos son:


  • Enseñarles a comer con poca sal y azúcar, para contribuir a que en su edad adulta, no busque condimentar demás sus alimentos.

  • Para tener un control de su ingesta, es indispensable que tengan un desayuno completo, así sentirán menos necesidad de ingerir carbohidratos durante el resto del día.

  • Si sienten hambre entre comidas, ofrecerles colaciones saludables, como trocitos de queso, fruta o yogurt.

  • Servir porciones pequeñas y evitar condicionar a terminar su comida, o premiarlo a cambio de juegos o golosinas, a veces permitirle que coma hasta que se sienta satisfecho ayuda mucho.

  • Enseñarles la importancia de una hidratación adecuada y constante, así como un tiempo para ejercitarse diariamente. 

 

Por si aún no lo teníamos claro, los beneficios de la lactancia materna sobre el metabolismo son indiscutibles: programar el metabolismo en la etapa neonatal y modular la vida del individuo en el futuro. Esperamos que este blog transforme muchas prácticas de lactancia materna y que a su vez incremente la calidad de vida de muchas personas.

 

 

En colaboración con: Pamela Sosa, consultora internacional de lactancia certificada, IBCLC. Encuentrala en redes sociales como: @vialactancia

Dejar un comentario

Nombre .
.
Mensaje .

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados