ENVÍOS A TODO MÉXICO | ENVÍO GRATIS EN COMPRAS A PARTIR DE $1800

La importancia del contacto temprano en la lactancia

El recién nacido nace sabiendo mamar, ya que lo hace de forma instintiva y natural. Si al nacer, el bebé es colocado en el regazo de su madre, el recién nacido es completamente capaz de reptar hacia el pecho, engancharse correctamente y mamar. Cuando el nacimiento se produce en circunstancias normales, sin complicaciones, ya sea por parto o cesárea lo ideal es favorecer este contacto temprano entre mamá e hijo, ya que este primer encuentro con mamá cuando se da de esta forma, favorece el establecimiento de la lactancia, al tener el bebé la primera impronta con el pecho de su madre, que es a donde pertenece, el enganche lo hace de forma adecuada, abriendo bien la boca y con los labios evertidos, sin lastimar a mamá. Dejando mamar al niño nada más nacer podemos evitarnos en muchas ocasiones los problemas de dolor al amamantar y grietas que presentan muchas madres al inicio de la lactancia y que son una de las principales causas de abandono de la Lactancia.

 

El estómago del bebé es muy pequeño en los primeros días de nacido, su capacidad es de 5 a 7 ml y lo único que está preparado para recibir es el calostro. El calostro, que es la leche del recién nacido se produce en pequeñas cantidades, es por ésto que las tomas del bebé en los primeros días son muy frecuentes, ya que el calostro lo digieren muy fácilmente y el estómago se vacía con rapidez. Para que la Lactancia se establezca correctamente y la madre produzca la cantidad de leche necesaria para el bebé, resulta indispensable permanecer cerca de bebé, para que cada que el bebé demande la mamá tenga la facilidad de ofrecer el pecho, de ahí la importancia del alojamiento conjunto en el hospital. Además, que el bebé demande constantemente y sea alimentado a libre demanda favorece que la leche baje con mayor rapidez.

 

 

Las ventajas del contacto temprano son múltiples tanto para mamá como para el bebé. Salvo circunstancias excepcionales lo mejor tanto para la madre como para el recién nacido es permanecer juntos, el contacto temprano con el bebé también acelera la recuperación de la madre, refuerza el apego entre madre e hijo y el contacto directo con la piel de mamá le permite al bebé regular la temperatura, ritmo cardíaco y respiratorio con mayor facilidad, reduciendo la probabilidad de episodios de apnea y otras dificultades respiratorias, ya que el hábitat natural del recién nacido es el pecho de mamá.

 

Afortunadamente en México contamos con varios profesionales que favorecen este primer encuentro con bebé, por lo que si estás embarazada recomiendo te acerques y conozcas al pediatra que recibirá a tu bebé, conozcas la forma en que trabaja, los procedimientos que sigue de rutina al momento del nacimiento del bebé y si favorece el contacto temprano entre mamá y bebé. De igual forma lo ideal para empezar con buen pie la lactancia es informarte desde el embarazo, ya sea con talleres de preparación para la lactancia o asesoría prenatal en lactancia, ya que de esta forma podemos despejar dudas y evitar cometer errores al inicio que después son mas difíciles de corregir.

 

¡Que tengas un lindo día y feliz encuentro con tu bebé!

Autora:
Pamela Sosa

Fundadora de @vialactancia
Psicóloga y Asesora de Lactancia Certificada
infovialactancia@gmail.com